Etnia, educación, liderazgo y soberanía alimentaria.

El departamento del Cauca (Colombia) cuenta con varios grupos indígenas como los Misak, Nasas, Paeces y Yanaconas, además de una población campesina y afrodescendientes, en donde cada uno cuenta con historias, tradiciones y pensamientos propios, los que los hace poseedores de identidades propias y diferenciadas en cada comunidad. La mayoría de las comunidades están en zona rural, donde utilizan sus conocimientos ancestrales y sus manos para la producción de diferentes productos agrícolas como sustento económico o familiar.

¿Sabían que existen cerca de 250 variedades de papa comestible en Colombia?

En el mundo hay más de 4000 variedades de papa comestibles. Colombia cuenta con alrededor de 250 variedades y Guambia el territorio ancestral de mi pueblo Misak, ubicado en el departamento del Cauca, en el flanco occidental de la cordillera central de Los Andes, al suroeste de Colombia, es posible encontrar hasta alrededor de 70 variedades de papa. Desafortunadamente de manera comercial en Colombia sólo se consumen 7 variedades.

No es un secreto que el cambio climático constituye un factor que potencia los riesgos asociados a la inseguridad alimentaria, y las comunidades indígenas representan mayor vulnerabilidad ante estos efectos, dada su dependencia a la agricultura que se ve fuertemente impactada por los cambios en los patrones de lluvia y radiación; y a los servicios ecosistémicos, que por todas las dinámicas asociada a los efectos del cambio climático y los modelos económicos actuales se han perdido. Hoy en Colombia el 77% de la población indígena está en inseguridad alimentaria y el 29,6% de los niños y niñas menores de cinco años presentan desnutrición crónica, índices que deberían ser la prioridad en la construcción de políticas en nuestro país. Y que aún se siguen destacando obstáculos como las consecuencias del conflicto armado, la degradación ambiental, la desatención a las zonas rurales y la discriminación históricamente arraigada en la sociedad y las instituciones.

Tus donaciones permiten impactar a más mujeres y jóvenes en todo el territorio nacional

Únete y apoya

nuestro propósito

Muchas veces no se necesita mucho dinero para hacer la diferencia, se requiere voluntad y proactividad, desde lo personal siempre se puede impactar a muchas personas.

Un propósito en la vida cuando es llevado a un aporte a lo colectivo sin duda alguna hace la diferencia, desde hace algunos años he dedicado mi vida a recuperar la memoria ancestral del pueblo Misak del resguardo de Guambia, ha sido mi reto durante los últimos años en temas como problema de tierras, agricultura tradicional Misak y la importancia de las semillas nativas e insectos en la cosmogonía y pensamiento propio de los Misak; y poder llevar este conocimiento a diferentes espacios donde se puedan construir desde la colectividad.

Reconozco que soy un apasionado por el trabajo en laboratorio, pero también me mueve las brechas que existe entre la academia y los territorios, y por eso he trabajado por llevar el conocimiento de la academia a realidades sociales especialmente de mi comunidad. Hoy con mucho orgullo comparto el reto que se ha consolidado en respuesta a la soberanía alimentaria de la comunidad indígena Misak, conservar la diversidad genética de diferentes tipos de papas y tubérculos, y las costumbres asociadas a cada uno de ellos, es la manera en la que deseo contribuir a un mejor mundo desde el objetivo de desarrollo sostenible número dos y así salvaguardar las semillas nativas y criollas que representan la base genética que sustenta la seguridad alimentaria de la humanidad.

Escrito por:  Leider Andrés Tombe Morales

Comparte este articulo en tus redes favoritas

+1
4
+1
0
+1
7
+1
0
+1
1
+1
0
+1
0